Leer y aprender para mantener la mente activa en verano

 


Si durante las vacaciones de verano ayudamos a nuestros hijos a mantener la mente activa con la lectura, estaremos favoreciendo su desarrollo constante porque leer y aprender van de la mano. Con la lectura ejercitarán su mente, ampliarán su vocabulario, cultivarán su imaginación y activarán su empatía, entre otros muchos beneficios.


La lectura en voz alta, la comprensión oral y en general cualquier manera de practicar la lectura activan los procesos mentales que mejoran la competencia comunicativa y afianzan todos los conocimientos previos.

Durante el verano debemos ayudar a nuestros hijos a establecer pequeñas rutinas intelectuales, como leer y aprender, a fin de favorecer su desarrollo constante. En ese sentido, priorizar la comprensión lectora es una forma muy efectiva de seguir aprendiendo incluso en verano y prepararse para el inicio del curso.

La lectura, una herramienta fantástica para ejercitar la mente en vacaciones

Si a un niño le ha encantado el tema de la prehistoria que ha dado durante el curso en el colegio, por ejemplo, las vacaciones son un periodo estupendo para estimular su curiosidad y sus capacidades con actividades de lectura relacionadas con ese tema. Podemos ayudarlo a buscar libros que traten sobre la prehistoria con los que pueda leer y aprender sobre el tema en sus ratos de lectura. De esta forma, conseguiremos que amplíe sus conocimientos por sí mismo y favoreceremos una actitud autodidacta, tal como hacemos en los centros Kumon.

La lectura es un aliado fantástico que ayuda al desarrollo tanto intelectual como emocional. Da igual las estrategias de lectura que se utilicen, ya sea leer cuentos o libros, porque la idea es que pueda hacerse de manera individual y que sea el propio niño quien adquiera el hábito de la lectura por el mero placer de leer.

He aquí algunos beneficios de leer a diario:

  1. Leer entretiene y ayuda a desarrollar la imaginación. Leer es vivir mil aventuras a través de los libros sin necesidad de salir de casa. Uno de los mayores beneficios de la lectura es que ayuda a desarrollar la imaginación de los niños porque les permite viajar, conocer nuevos mundos y sentirse parte de los textos que leen.
     
  2. Leer contribuye al desarrollo emocional. Otro de los beneficios de la lectura es que activa la empatía y es una enorme fuente de crecimiento emocional. Cuando los niños leen distintos tipos de libros, entran en contacto con una gran variedad de personajes y aprenden a entender por qué cada uno actúa de una u otra forma.
     
  3. Leer ayuda a desarrollar la capacidad de atención y concentración. El hábito lector es fundamental en el desarrollo de la capacidad de concentración. Leer y aprender permite que los niños puedan beneficiarse del desarrollo de la capacidad de concentración que les brinda la lectura y, con ello, optimizar sus tiempos de aprendizaje y conseguir mejores resultados académicos. Además, incrementan su capacidad de comprensión y competencia lectora mientras mejoran la asimilación de conocimientos.
     
  4. Leer ayuda a desarrollar la capacidad autodidacta. La comprensión lectora es la base del aprendizaje. Por ello, es muy importante que los niños puedan leer y aprender a comprender cualquier tipo de texto con el que se encuentren. La lectura guiada y el proceso de comprensión son partes fundamentales del aprendizaje escolar; de este modo los niños mejoran su rendimiento con la lectura de diferentes tipos de textos. Además, se favorece la ampliación del vocabulario. La lectura es una herramienta maravillosa para su futuro.

Como decimos en Kumon, la clave para el desarrollo de los niños está en ofrecerles el reto adecuado a su capacidad. Por eso, si quieres que tu hijo se enganche a la lectura, es muy importante que lea libros adecuados a su nivel lector, sea cual sea su edad; de esta manera leerá y aprenderá a comprender disfrutando del placer de la lectura.


Comentarios

Entradas populares